Cinco consejos para elegir tu vestido de novia

Sin duda alguna, el vestido de novia es una de las elecciones más importantes de una boda y una de las cosas que más ilusiona a las chicas. Si sois unas románticas empedernidas como yo, no negaréis que soñáis con vuestro vestido de novia desde que erais niñas. Obviamente los gustos cambian y las modas también, pero se sigue pensando en cómo será y en ese día soñado. Todavía tengo grabado en la memoria, mi vestido favorito de la primera revista que me compró mi madre cuando tenía 6 años. Era un modelo con muchos volantes, pero para mí era el más bonito de todos. Ahora, sin embargo, no me vería con ese tipo de volantes, porque me sentiría que en vez de estarme casando, estoy en la feria de abril de Sevilla, pero para gustos los colores…

1) Identifícate con tu vestido: El primer consejo que te quiero dar es que a la hora de elegir tu vestido te sientas tú misma. Es decir, si al contrario que a mí, te encantan los volantes, y siempre soñaste con un vestido así… ¡adelante! Tanto si eliges un vestido con mucho volumen como uno con un tejido fino, lo importante es que te guste y que te sientas cómoda e identificada con ese estilo. Recuerda siempre que la elección del vestido de novia es un aspecto clave para sentirte segura y radiante en ese día tan especial, en el que sin duda tú serás la protagonista principal y el centro de todas las miradas.


Colección Aire Bcn 2012

2) Ten en cuenta a los profesionales: Aunque elijas el vestido de novia a tu gusto siempre es importante que te dejes aconsejar por los profesionales. Por ejemplo, si eres muy delgada quizás te sentaría mejor una falda con algo de volumen. Los tejidos con poco vuelo te harán parecer todavía más delgada, pero si quieres un vestido de un tejido liviano, sería recomendable reforzar la falda con frunces.




3) Elige el vestido con suficiente antelación: Elige tu vestido de novia al menos con entre 7-11 meses de antelación. Necesitarás hacerte varias pruebas con el vestido y quizás alguna modificación (tirantes, etc) por lo que es mejor que empieces a mirarlo con tiempo para evitar estrés de última hora.



4) No te agobies si no encuentras tu vestido rápido: He conocido a novias que se quedaron con el primer vestido que se probaron (¡eso sí que es suerte!) y a otras que en cambio necesitaron probarse varios en varias tiendas. Si lo miras con suficiente antelación como te recomiendo en el punto tres no tiene porqué cundir el pánico.




5) No te olvides de consultar las últimas tendencias: Consulta las webs de las tiendas que vayas a visitar y también las revistas de novias para conocer las últimas tendencias. Es importante que tengas una idea de lo que quieres, de cuáles son las telas que más te gustan, si quieres mucha cola o poca, qué tipo de escote te gusta más, etc  Así ya vas con una idea a la tienda y te podrán orientar mejor. 




Sígueme con un click en: FacebookTwitterPinterestBloglovin y Google Plus


Back to Top