Wedding Planners Lalablu

Quizás muchas de vosotras hayáis pensado en contratar los servicios de una Wedding Planner pero os gustaría más saber un poco más sobre cómo hacen su trabajo. La figura del Wedding Planner surge en EE.UU pero en España ya contamos con muchos profesionales dedicados a diseñar bodas con mucho encanto. Una de las empresas que más me gusta es Lalablu. Por eso me puse en contacto con Nuria y Sara, Wedding Planners de esta empresa madrileña (aunque organizan bodas en todo el territorio español). Hoy en el blog, os contaré un poco más sobre su trabajo que como ellas definen, es mucho más que organizar una boda, es diseñar cada detalle para que todo sea perfecto.


Nuria nos cuenta que es Wedding Planner porque siempre le han gustado las bodas, y la idea de dedicarse a organizarlas rondaba en su cabeza desde muy joven. Después de organizar su propia boda se lo planteó mucho más en serio. Dice que haber sido novia y haber contado con los servicios de una Wedding Planner hace que ahora ella comprenda mejor a sus clientes.

Empezó colaborando con la empresa con la que organizó su propia boda, lo cual le permitió conocer un poco más este mundo y sus entresijos. Finalmente en el verano de 2012 se decidió a crear LalaBlu. Nuria, además de ser Wedding Planner trabaja como auditora interna en una multinacional holandesa, y nos cuenta que aprovecha muchos recursos para aplicarlos al mundo de las bodas, como ser metódica, organizada o ver los problemas en su conjunto para solucionarlos de forma global. Como tener dos trabajos es extenuante, Nuria cuenta con su mano derecha y gran amiga Sara Giménez, la otra mitad de Lalablu y por supuesto con su marido y su familia que siempre arriman el hombro cuando es necesario. Nuria ha realizado su formación de Wedding Planner en Madrid, aunque me comenta que la mejor formación es la experiencia e informarse y formarse de manera autodidacta.

¿Crees que el Wedding Planner nace o se hace?

Existe una parte que va un poco con la personalidad y la forma de ser, una buena organizadora de bodas ha de ser alguien con energía, ideas claras, alguien con capacidad de decisión y dispuesto a solucionar posibles inconvenientes. Evidentemente, todo se puede aprender pero si ya cuentas con estas cualidades es realmente sencillo dedicarse a esto. La parte creativa se puede adquirir con el tiempo o mejorando, pero tener un minimo de imaginación, ser una persona soñadora y tener un “ojo estético” obviamente facilita mucho las cosas. Es una profesión bastante vocacional, así que supongo que se nace y luego con el tiempo se perfecciona.

¿En qué consiste tu trabajo?

Intentamos ver cada boda como un proyecto hecho a medida de los novios, partimos de cero y empezamos con la misma ilusión que si fuera nuestra propia boda (en realidad también son nuestras). Cuando una pareja se sienta en nuestro despacho escuchamos atentamente cuáles son sus necesidades, preocupaciones y deseos. Les hacemos miles de preguntas para intentar ahondar en detalles que tal vez no habían considerado o ni siquiera se les había pasado por la cabeza. Les aconsejamos, asesoramos y les damos miles de ideas. En cuanto a los servicios, hacemos de todo, desde la perspectiva organizativa (buscar proveedores, planificar reuniones con ellos, coordinar a profesionales el día de la boda, etc) y desde la perspectiva más creativa nos dedicamos a diseñar la boda, estudiamos el cromatismo, los elementos y las posibilidades del espacio, hacemos pruebas y bocetos para que los novios tengan un referente visual antes de la boda, diseñamos todos los montajes de forma personalizada para la pareja (seating plan, mesa de firmas, Candy Bar, etc..) tratando siempre de llenarlo de los gustos e identidad de los novios.



¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Sin duda alguna la posibilidad de conocer gente diferente, tanto novios como profesionales. Este trabajo te permite involucrarte en las vidas de muchas personas y en cierto modo es extraordinario. Aunque tratamos de verlo como algo profesional, ser Wedding Planner lleva aparejado una vertiente de implicación personal y emocional casi inevitable y eso es muy gratificante.

¿Los Wedding Planners os limitaís a materializar lo que quieren los novios o por el contrario los novios os contratan y os dan libertad para decorar su boda con estilo confiando en vuestro trabajo?

Cada pareja es distinta una de otra. Hay personas que tienen las ideas muy claras y vienen a la oficina con unas necesidades y preferencias muy concretas y otras por el contrario quieren hacer algo especial pero no saben muy bien cómo y qué. Normalmente, tengan o no las ideas claras, siempre se dejan aconsejar por nosotros y siempre solemos darle nuestro punto de vista sobre qué servicios o qué elementos no deberían faltar en su día. Es inevitable que nuestro sello personal, el sello de LalaBlu se perciba, aunque lo que tratamos siempre es que ese sello esté impregnado de la identidad de la pareja. 


¿Qué es lo más original que te han pedido para una boda?

Llevamos poquito tiempo pero creo que hemos hecho cosas muy diferentes entre sí y algunas verdaderamente originales, por ejemplo, diseñamos una boda en la que todo el mundo fue vestido de blanco y como detalle de color les planteamos a los novios que regalasen gafas de colores a sus invitados. Creo que fue un detalle realmente divertido, original, fresco y en línea con el tono de la boda. 

¿Cuáles son los beneficios de contar con el servicio de un Wedding Planner?

Tener a tu disposición a un equipo de personas que van a acompañarte en todo el proceso, van a ser tus ojos durante la boda y van a asesorarte de primera mano en todo. Es un servicio que no debería faltar en ninguna boda. En otros países más familiarizados con esta figura, los novios no se plantean organizar una boda sin haber contratado a una Wedding Planner. Ojalá esta convicción se asiente pronto en España. Por otro lado es indudable la tranquilidad que sienten los novios cuando ven que tienen un equipo detrás dispuesto a ayudarles en todo o a hacer realidad lo que tienen en su cabeza, diseñando su día.

Y por último ¿Qué es lo que crees que no debe faltar en una boda?

En mi opinión señalaría cuatro cosas. Lo primero, las flores, fundamentales en bodas de día, ya que dulcifican los ambientes y dan esa sensación romántica. En segundo lugar, la luz puntual y cálida, por supuesto en bodas de noche, le da ese toque de magia y de misterio (un bodegón de flores y velas es la combinación perfecta). Después situaría a la música (mejor si es en directo) , esa banda sonora que llena de emoción los momentos tan de película que se viven en una boda. Y por último que la boda este llena de la identidad de los novios, que sea su boda y no una boda más. Si todos estos elementos están coordinados y/o diseñados por una Wedding Planner y son capturados para siempre por un buen fotógrafo y/o videógrafo, la boda será éxito garantizado.














Espero que os haya gustado esta entrevista que le he hecho a LalaBlu Wedding Planners y que os animéis a contratar un Wedding Planner para la organización de vuestra boda. ¡Os espero mañana con un nuevo post!

Fotografías: Jairo Crena Photography
Sígueme con un click en: FacebookTwitterPinterestBloglovin y Google Plus

3 comentarios

Sara dijo...

¡Qué fotos más bonitas! Se nota que ponen cuidado en todos los detalles y que se preocupan porque sus bodas sean especiales.
Yo estoy organizando la mía sin ayuda y valoro enormemente lo que hacen, y más Nuria, que ¡tiene dos trabajos!

Lorena Calabuig Embiz dijo...

Un trabajo excelente! Las fotos son preciosas!

Enhorabuena a Lalablue!

Ann Ombú dijo...

Unas fotos geniales y blog bellísimo. Me quedo!! Besotes!!

Back to Top