70 años de amor






Ferris y  Margaret Romaine empezaron a salir estando en el instituto, y llevan casados nada menos que 70 años, ¡se dice pronto!. Sin embargo, aquel 24 de Noviembre de 1946, nadie llevó una cámara a su boda, y tampoco tuvieron fotógrafo oficial, por lo que no disponen de recuerdos de aquel día tan especial. A ambos les hubiera gustado mucho tener fotos de su boda, pero no pudo ser.

Teniendo en mente el anhelo de sus abuelos, su nieta, Amanda Kleckley, planeó una sesión fotográfica con motivo de su 70 aniversario de boda. Sin duda alguna, fue el mejor regalo que sus abuelos podían recibir. 

La fotógrafa encargada de captar estos 70 años de amor fue Lara Carter, y el escenario escogido: Pearland, Texas. Como la ocasión lo merecía, Ferris y Margaret (de 90 y 89 años respectivamente) estrenaron vestuario: un elegante smoking negro él y un vestido color lavanda ella, al que no le faltó su velo de novia. En cada una de las fotos se puede ver el amor verdadero entre los dos. Sin duda son un ejemplo de lo que significa un matrimonio, declaró la fotógrafa.

Durante la sesión de fotos, estos entrañables ancianos compartieron algunos de sus secretos para tener un matrimonio feliz y perdurable. Ferris dijo que es muy importante darse espacio y respetarse el uno al otro, así como admitir cuando te equivocas. Margaret explicó que las claves son el compromiso y saber pedir perdón. Si se tiene un problema hay que saber resolverlo. Es más importante saber seguir adelante que discutir por quien tiene razón. ¡Dos siempre son mejor que uno solo!

Su vida sencilla ha contribuido a su buena relación y salud en estos últimos años. Ferris disfruta trabajando en su jardín, o reuniéndose con sus amigos cada tarde. Margaret disfruta cocinando, jugando a las cartas y comiendo con sus amigas. 

La pareja tiene cuatro hijos, ocho nietos, y ocho bisnietos, y todavía viven en la casa que construyeron hace 65 años. Nunca han tenido mucho dinero, pero tienen algo mucho más valioso: valores compartidos, amor por sus hijos, una fuerte fe en Dios y buen sentido del humor". 

Queridas novias, no podía dejar de compartir con vosotras esta emocionante historia de amor, que nos demuestra que el verdadero amor es para siempre.











No hay comentarios

Back to Top