Tu boda en Madrid en el Hotel Emperador



Uno de los pasos más importantes de toda pareja es el día que se dan el sí quiero, y la elección del lugar de la celebración tiene un gran protagonismo. Un momento especial en el que todo debe ser mágico y debe estar cuidado con mimo el más mínimo detalle para que el día más importante de una pareja sea, simplemente, perfecto.

El Hotel Emperador cuenta con una amplia experiencia en celebraciones. Romanticismo, distinción y exclusividad son algunos de los aspectos que se fundirán en un día mágico si el hotel Emperador está de por medio.

La situación emblemática de este establecimiento, en plena Gran Vía, es un lugar perfecto para los novios que quieran ambientar su boda con un estilo urbano y unas vistas espectaculares de la capital. La elegancia que desprende por su histórica fachada y cada una de sus esquinas ofrecen un evento completamente único. Además, durante los últimos años ha sido renovado para adecuarse a las nuevas tendencias en bodas y celebraciones familiares de todo tipo. 


Asimismo, la propuesta del hotel se complementa con una exquisita cocina mediterránea, cuyas opciones son perfectamente adaptables a las preferencias de cada pareja.  La flexibilidad del hotel permite organizar desde una boda clásica y tradicional hasta una más vanguardista con una barbacoa en la terraza. Ambas opciones con el sello de excelencia que caracteriza al Hotel Emperador.
 
Para la celebración del enlace, el hotel pone a disposición diferentes y evocadores espacios, desde una boda íntima con familiares y amigos, a un banquete de hasta 250 invitados. Todos los salones tienen luz natural y están totalmente equipados. Junto a ello, cuentan con el factor humano, un excelente equipo de profesionales atentos a su planteamiento, y con gran experiencia en la organización y desarrollo de exclusivas celebraciones y eventos.   




Durante los meses de temporada alta, desde mayo hasta septiembre (incluidos), el hotel ofrece la posibilidad de celebrar ceremonias en su espectacular azotea, acogiendo hasta 120 invitados sentados y hasta 250 en formato cocktail.  La terraza está situada en la décima planta del hotel y es una opción perfecta para disfrutar de un romántico atardecer con vistas al Palacio Real y a los diferentes edificios icónicos de la ciudad mientras degustan del cocktail. Sin duda, un emplazamiento único para un día como este.  

Tras degustar el exquisito menú en la azotea junto a su incomparable piscina, la fiesta continúa en uno de los magníficos salones con vistas a la Gran Vía con música ambiente que hará que los invitados disfruten como nunca.

El 1 de mayo la terraza volverá a inaugurar una nueva temporada, pero esta vez con una propuesta renovada. El Hotel Emperador se convierte así, en una excelente opción para bodas de verano e invierno.


Los novios que decidan celebrar su enlace en el Hotel Emperador, podrán disfrutar de la noche de boda en una de las Corner Junior Suite con desayuno incluido. Esta original, elegante y luminosa suite con una inusitada forma semicircular con vistas a Gran Vía es una opción perfecta para disfrutar de uno de los momentos más especiales después de vivir un día lleno de emociones.

Por otro lado, los invitados que quieran alojarse en el hotel, existe un precio especial en habitaciones.



Construido en 1947, este hotel de 4 estrellas se encuentra ubicado en el número 53 de una de las principales arterias de Madrid, la Gran Vía. Forma parte del edificio Lope de Vega, proyectado por los arquitectos Julián y Joaquín Otamendi, siendo este último uno de los responsables, entre otras obras, del Edificio de Correos de la Plaza Cibeles.

Cuenta con 232 habitaciones, dos suites y 12 salas para organizar cualquier tipo de evento, ya sea de carácter corporativo o particular, con todo el equipamiento técnico necesario. ¡Si eliges el Hotel Emperador para celebrar tu boda en Madrid, será un acierto seguro!


No hay comentarios

Back to Top