Lecturas para bodas civiles

Una boda civil no tiene porqué ser más fría que una boda religiosa. Las bodas civiles hoy en día se pueden realizar fuera de un juzgado oscuro, bien sea en un jardín, una playa, una finca, un castillo...

Al no estar sujetas al protocolo que conlleva una boda por la iglesia, podéis personalizarla al máximo. Algunas parejas escriben sus votos y se los leen el uno al otro. En otras bodas civiles hablan amigos y familiares y leen algún texto significativo para los novios.

Podéis escoger algún párrafo de un libro que os guste, frases de vuestra canción o película favorita o recurrir a las típicas lecturas para bodas civiles. 

Hoy en el blog quiero proponeros algunas lecturas para bodas que podéis leer en vuestro gran día. 

Extracto del libro "El principito"

Sobre el planeta del Principito hubo siempre flores simples que ni ocupaban lugar, ni molestaban a nadie. Aparecían y desaparecían. Pero un día apareció una briznilla que no se parecía a las otras, el tiempo y el cuidado que se tomó antes de hacer su primera aparición despertó en el Principito una expectación enorme. Era conmovedoramente bella, la cuidaba, regaba y abrigaba en las noches frías.


Un día el Principito marchó de viaje a otros planetas, en uno de ellos, Tras haber pasado por multitud de dificultades encontró un camino que le condujo hasta un jardín de rosas idénticas a la suya. En ese momento descubrió que su rosa no era única en el universo, sino una rosa más, una rosa ordinaria. Entonces cayó en la cuenta de que con una rosa ordinaria y tres pequeños volcanes (uno quizá extinguido para siempre), no se podía considerar un gran príncipe.

Y, tendido en la hierba, lloró.

Al rato, se dio cuenta de que esas rosas no eran iguales a la suya y les dijo:


-No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mi rosa es igual que cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas ) y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin.

Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma y mi corazón. Esa rosa, existe… rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos… Tú, (nombre del novio) has hallado tu rosa, la tienes a tu lado, cuidala, porque es TU ROSA.


Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas.


Estar enamorado
Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo de la vida.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida.

Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas.
Es gobernar la luz del fuego y, al mismo tiempo, ser esclavo de la llama.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna.

Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre y en adelante no volver a decir nunca.
Y es además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.
Intenciones
No intento ser el gran amor de tu vida
ese que te exige, te demanda y luego te olvida
Simplemente intento ser ese que disfruta
cada instante, cada segundo de tu compañía
Ese que en aquella noche de verano
bajo un cielo repleto de estrellas
encontró en un abrazo, en un beso tuyo
la felicidad que creía perdida
No quiero ser tu dueño, tu pastor, tu guía
ese que te dice lo que tienes que hacer y luego te margina
Simplemente intento ser ese que te quiere y te mima,
ese que en aquella madrugada de desvelo,
feliz, extasiado, intensamente disfruto
de la paz de tu rostro mientras dormías…
No me interesa ir de visita por tu vida
Ser el gran señor que te llena de cosas
por fuera y por dentro te vacía
Solo intento ser el que te provoque una sonrisa
ese que aquel día poniéndose romántico
enmarco la belleza de tu rostro
y le escribió una dulce poesía
No me gustaría ser ese que de rodillas suplica tu amor,
ese que te tortura y lastima con su fuerte obsesión
Solamente ansío ser aquel que naturalmente desees
ese que en una impensada y casual noche
fue dueño de tu confianza por única vez
protagonista sin ninguna restricción
de la completa entrega de tu pasión
Solo intento ser aquel que te pueda enseñar
Que quizás exista el amor eterno
Que tal vez la felicidad tenga dueño
Que cada instante compartido
puede ser un mágico sueño
del que no se quiere despertar…
Solo pretendo ser únicamente yo
ese loco perdido que te quiere
ese poeta que se anima a decir
sin miedos todo lo que siente…
¡Te amo intensamente
como ayer, como hoy,

como lo haré siempre!
Amar es querer la felicidad del otro, de Martin Grey

“El amor jamás es acoso, es alegría, libertad, fuerza.Y es el amor el que mata la angustia.Allí donde falta el amor, nace el miedo y el aburrimiento.
El amor es arrebato, el amor es entusiasmo, el amor es riesgo. No aman y no son amados, aquellos que quieren ocultar ó esconder sus sentimientos.
El amor es generosidad, el amor es entrega, el amor es intercambio. Quien da mucho, recibe mucho a fin de cuentas. Porque nosotros poseemos aquello que damos.
Amar no es dañar al otro, dominarlo, sino acompañarlo en su camino y ayudarlo.Saber aceptar al otro tal como es.
Alegrarse de la felicidad que logre. Amarlo en su totalidad, porque él es lealtad y belleza, defectos y cualidades. He aquí las condiciones del amor. Porque el amor existe en virtud de la indulgencia, del perdón y del respeto al otro."


El arte del matrimonio, autor desconocido
Las pequeñas cosas son las grandes cosas.
Nunca se es tan viejo para sostenerse las manos. Es recordar decir “Te amo” al menos una vez al día. 
Es nunca ir a dormir enojados.
Es nunca hablar con el otro solo por ser condescendiente; el cortejo no debería terminar con la luna de miel, debería continuar a través de los años
Es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes.
Es pararse juntos enfrentando al mundo.
Es formar un círculo de amor que se alimenta en la familia toda.
Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio, sino en el espíritu de gozo.
Es hablar con palabras de apreciación y demostrar gratitud de maneras consideradas.
Es no esperar que el esposo use una aureola o que la esposa tenga las alas de un ángel.
Es cultivar la flexibilidad, la paciencia, el entendimiento y el sentido del humor.
Es tener la capacidad de perdonar y ser perdonados.
Es dar al otro un ámbito en el que pueda crecer.
Es encontrar espacios para las cosas del espíritu.
Es una búsqueda común del bien y la belleza.
Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la dependencia mutua y las obligaciones recíprocas.
Es no solamente casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta
Iremos por el mundo
Iremos por el mundo cogidos de la mano
en la azul primavera del sol alegre y claro.
Cuando los arroyuelos corren suaves y mansos;
cuando las florecillas engalanan los prados;
cuando en los verdes árboles hacen nido los pájaros;
cuando al sentir de la vida se cierran nuestros párpados…
en la azul primavera del sol alegre y claro.
En el invierno crudo del sol triste y opaco;
cuando sacude el viento las copas de los álamos
cuando el campo se cubre con el blanco sudario
que tejiera la nieve cayendo en copos blancos;
cuando junto a la lumbre discurren los dían lánguidos
en el invierno crudo del sol triste y opaco…
Cuando llevemos llena el alma de entusiasmos
y cuando la entristezcan crueles desengaños…
En los días de ventura y en los de pena amargos;
juntos siempre; diciéndonos, amor, que nos amamos,
iremos por el mundo cogidos de la mano.
-Autor Desconocido-
Cuando por fin se encuentran dos almas, de Victor Hugo
Cuando por fin se encuentran dos almas,
que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío,
cuando advierten que son parejas,
que se comprenden y corresponden,
en una palabra, que son semejantes,
surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas,
una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo.
Esa unión es amor,
amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir,
amor que es una religión,
que deifica al ser amado cuya vida emana
del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios
más grandes son los gozos más dulces.

El matrimonio une a dos personas en el círculo de su amor.

El matrimonio es un compromiso de vida, el mejor que dos personas pueden encontrar y llevar uno con otro. Ofrece la oportunidad de compartir y crecer que ninguna otra relación puede igualar. Es una unión física emocional prometida de por vida.
Dentro del círculo de ese amor, el matrimonio contiene toda la más importante relación de la vida. Una esposa y un esposo son uno con otro mejor amigo, confidente, amante, maestro, oyente, y crítico. Y aunque pueden venir tiempos donde uno de ellos tenga el corazón roto o enfermo, y el amor del otro pueda parecer el cuidado tierno de un padre por un hijo.
El matrimonio hace más profunda y rica cada faceta de la vida. La felicidad está completa, los recuerdos son frescos, el compromiso es fuerte, hasta el enojo es sentido más fuertemente, y pasa siempre más rápido.
El matrimonio entiende y perdona los errores de la vida que no se pueden evitar. Da coraje y alimenta la nueva vida, las nuevas experiencias, y las nuevas maneras de expresar un amor que es tan profundo como la vida.
Cuando dos personas prometen su amor y cuidan uno del otro en el matrimonio, ellos crean un único espíritu dentro de si mismos que los liga cercanamente más que cualquier palabra hablada o escrita. El matrimonio es una promesa, potencial, hecha de los corazones de dos personas que se aman uno al otro y toman su vida para colmarla.
Dar las gracias por...

Gracias por ser quien eres.
Gracias por darme tu mano cuando más lo necesité.
Gracias por la sonrisa que me ofreces cada día
Gracias por darme la alegría.
Gracias por el abrazo necesitado.
Gracias por abrirme el corazón.
Gracias por el consejo oportuno.
Gracias por tu cariño.
Gracias por tu comprensión.
Gracias por tu apoyo incondicional.
Gracias por las palabras de aliento.
Gracias por todo lo que me has podido dar.
Gracias por ser mi amigo.
Gracias por no defraudarme.
Gracias por el amor que me das.
Gracias por decirme la verdad.
Gracias por los momentos felices que me has dado.
Gracias.
Pero sobre todo te doy las gracias por hacerme tan feliz.

Todos los días de mi vida (película)

Prometo ayudarte a amar la vida, abrazarte siempre con ternura y tener la paciencia que el amor exige, hablar cuando hagan falta palabras y compartir el silencio cuando no, consentir, disentir respecto al pastel de terciopelo rojo, vivir al abrigo de tu corazón y llamarlo siempre hogar.

Prometo amarte locamente en todas las facetas de tu vida ahora y siempre, prometo no olvidar jamás que este es un amor único en la vida y saber siempre en lo más profundo de mi alma que no importa que desafíos puedan separarnos siempre hallaremos la forma de volver a unirnos.

Lectura para boda civil

Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame. Lo que sí pueden es dejarse amar.Que aprendan que toma años construir la confianza, y solo segundos para destruirla, que lo mas valioso no es lo que tienen en sus vidas, si no a quien tienen en sus vidas.Que aprendan que deben controlar sus actitudes, o sus actitudes los controlarán y que basta unos pocos segundos para producir heridas profundas en las personas que amamos que pueden tardar muchos años en ser sanadas.Que aprendan que a perdonar se aprende practicando y que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente no sabe como demostrarlo.
Que aprendan que los grandes sueños no requieren de grandes alas, sino de un buen tren de aterrizaje para lograrlos y que la verdadera felicidad no es lograr sus metas sino aprender a ser feliz con lo que tienen.
Que aprendan que de lo que siembran cosechan; si siembran chismes, cosecharán intrigas; si siembran amor, cosecharán felicidad.
Que aprendan que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.
Que aprendan que retener a la fuerza a las personas que aman las alejas más rápidamente de ellos y el dejarlas ir las deja para siempre al lado de ellos.
Que aprendan que, a pesar de que la palabra “amor” pueda tener muchos significados distintos, pierde valor cuando es usada en exceso.
Y que aprendan que amar y querer no son palabras iguales, sino opuestas: el querer lo exige todo, el amar lo entrega todo.


Espero que estas lecturas para bodas civiles os hayan sido útiles y podáis escoger alguna para vuestro enlace. Un beso, Rebeca.

No hay comentarios

Back to Top